Junto con el apiñamiento dental, la mordida cruzada y la sobremordida, la mordida abierta es una de las maloclusiones más habituales entre la población. En este sentido, consideramos que un o una paciente tiene este tipo de problema maloclusivo cuando uno o varios dientes no pueden contactar con sus antagonistas de la arcada contraria. Generalmente, por lo tanto, existe una falta de contacto entre los caninos y los incisivos. Así, en muchas ocasiones, le es imposible cerrar la boca por completo.

La mordida abierta afecta a la estética de la sonrisa, pero, además, está asociada a una serie de inconvenientes para la salud bucodental. Esta maloclusión, que puede presentarse en diversos grados, puede tratarse en cualquier momento de la vida. A pesar de ello, como en muchos otros problemas de maloclusión, lo ideal sería hacerlo durante la infancia.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Zamora, te explicamos cuáles son las causas principales de la mordida abierta y qué tratamientos podemos realizar para corregirla.

Causas principales de esta maloclusión

El origen de la mordida abierta está relacionado, en la mayoría de las ocasiones, con ciertos malos hábitos adquiridos durante la infancia. Es el caso, por ejemplo, de la succión del pulgar, el uso prolongado del chupete más allá de los 3 años, la respiración a través de la boca y el empuje de los dientes con la lengua.

Para detectar estos factores de riesgo, es importante la implicación de los padres y las madres y, además, las revisiones odontológicas frecuentes desde el primer año de vida.

Tratamientos para corregir la mordida abierta

El tratamiento para la corrección de la mordida abierta depende, básicamente, de dos factores: el grado de maloclusión y la edad del paciente. En la mayoría de los casos, este tipo de maloclusión puede corregirse sin cirugía ortognática.

Durante la infancia, se puede llevar a cabo un tratamiento con aparatología interceptiva o funcional en los niños y las niñas que se encuentren en edad de crecimiento. A partir de los 11 o 12 años, cuando ya no quedan dientes de leche, se puede iniciar un tratamiento con brackets o alineadores dentales.

 

Si tienes alguna duda al respecto o quieres corregir la mordida abierta, en Clínica Integra podemos ayudarte, ya que somos expertos en tratamientos de ortodoncia con brackets y alineadores dentales. Puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 980 16 76 77 / 662 63 63 68 o a través del formulario de nuestra página web.