Cuidar de la salud dental no implica privarse siempre de tomar ciertos alimentos. Sin embargo, sí es conveniente controlar su consumo, especialmente en épocas del año en que se tiende a elevar en gran medida. Y es que el consumo de dulces está directamente relacionado con la aparición de caries en los dientes, con una incidencia mayor en niños.

Sigue leyendo si quieres saber cómo se relacionan y qué puedes hacer para evitarlo.

Cómo afecta el consumo de dulces a los dientes

Los productos ricos en azúcares son perjudiciales para los dientes. En primer lugar, porque se convierten en ácidos que atacan el esmalte y la estructura dental, pero, además, son alimentos que tienden a permanecer mucho tiempo en la boca, incluso a pegarse en los dientes. Lo que hace que el efecto sea mucho más nocivo.

Tomar un dulce de vez en cuando no reviste problemas serios, siempre y cuando se sigan algunos consejos. Sobre todo, es importante el control de estas sustancias en épocas del año como la Navidad, o también en Halloween, una festividad próxima donde los caramelos y las chucherías son protagonistas.

Consejos para evitar la aparición de caries

Controlar la cantidad de dulces que se toman es fundamental para proteger la salud bucal y la de todo el organismo. Pero no es lo único que debes hacer para evitar en la medida de lo posible la aparición de caries.

También es imprescindible mantener una higiene bucal adecuada, cepillarse los dientes después de cada comida y siempre después de tomar dulces. Igual que hacer uso de otros elementos como el hilo dental y el colutorio. Además, debes acudir a las revisiones necesarias con tus dentistas en Zamora de confianza para identificar las caries y otros problemas.

Pide cita ahora en nuestra clínica dental y obtendrás todos los consejos que necesites acerca del consumo de dulces y sus efectos en la boca.