Generalmente, asociamos las enfermedades periodontales, es decir, la gingivitis y la periodontitis, a la edad adulta. Sin embargo, ¿sabías que la gingivitis en niños también es una patología frecuente? Durante la infancia, por lo tanto, también puede aparecer la inflamación, el enrojecimiento y/o el sangrado de las encías.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Zamora, te explicamos por qué pueden desarrollarse enfermedades periodontales durante la infancia y cómo podemos detectarlas, tratarlas y prevenirlas para que los niños crezcan con una sonrisa sana.

Causas de la gingivitis en niños

Como en el caso de los adultos, la gingivitis en niños suele tener su origen en una higiene bucodental deficiente. Es decir, en la acumulación de placa y sarro en las zonas interdentales y por debajo de la línea de las encías. De esta manera, esta patología periodontal suele desarrollarse como consecuencia de una técnica de cepillado incorrecta y de una limpieza interdental insuficiente.

Por todo ello, es importante que los padres y las madres supervisen el cepillado de los dientes hasta los 8 o 10 años, en función de las necesidades de cada niño. De la misma forma, es necesario que las revisiones odontológicas se inicien durante el primer año de vida, de manera que podamos corregir los hábitos de higiene deficientes y, además, tratar y prevenir cualquier tipo de patología bucodental.

¿Cómo podemos detectar esta patología?

Para detectar de forma precoz la gingivitis en niños, además de las revisiones dentales periódicas, es importante que los padres estén atentos a diversos síntomas y situaciones.

  • Observación de si se produce algún tipo de sangrado durante el cepillado de los dientes.
  • Supervisión del cepillado y de la limpieza interdental diaria.
  • Detección de si las encías presentan un color rojizo, ya que, en un buen estado de salud, estos tejidos siempre son rosados.

Tratamiento de la gingivitis en niños

El tratamiento de la gingivitis en niños debe estar pautado y supervisado por un profesional. Así, ante cualquier síntoma que indique la posibilidad de sufrir una enfermedad periodontal, es fundamental acudir cuanto antes a una revisión con el odontopediatra.

En función de la gravedad de la situación, podemos recomendar un tratamiento u otro, siendo la limpieza dental profesional y la mejora de la rutina de higiene diaria los más frecuentes.

Es importante tener en cuenta que la prevención de la gingivitis y la periodontitis se debe llevar a cabo desde la primera infancia, ayudando a los más pequeños a que adquieran unos buenos hábitos higiénicos y alimenticios y a que se realicen revisiones bucodentales periódicamente.

 

Si tienes cualquier duda al respecto o quieres pedirnos una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 980 16 76 77 / 662 63 63 68 o dejándonos tus datos en el formulario de nuestra página web.