La necrosis pulpar o dental es una patología oral que se produce como consecuencia del deterioro y la inflamación de la pulpa del diente. Es decir, de lo que comúnmente es conocido como “nervio”. Si esta afección no es detectada y tratada de forma precoz mediante, generalmente, una endodoncia, puede incluso suponer la extracción y la pérdida de la pieza dental afectada.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Zamora, te explicamos cuáles son las causas y los síntomas principales que indican la presencia de necrosis pulpar y qué opciones de tratamiento existen para que el paciente recupere la estética y la funcionalidad completa de la sonrisa.

¿Cuáles son las causas principales de la necrosis pulpar?

Por lo general, una caries no tratada, en estado avanzado, y un traumatismo dental grave son las dos causas más significativas que pueden originar la necrosis del tejido pulpar de una pieza.

En este sentido, a medida que pasa el tiempo, la caries avanza hacia el interior de los tejidos del diente. Cuando esta no se ha tratado mediante una obturación o empaste, puede acabar afectando a la pulpa de la pieza. Por otra parte, un fuerte golpe en uno o varios dientes puede provocar un daño irreversible en la estructura dental.

¿Qué síntomas puedo experimentar si padezco necrosis pulpar?

La necrosis pulpar en sí misma no está asociada al dolor y las molestias, ya que la pulpa deja de tener sensibilidad a medida que se va deteriorando. Sin embargo, en etapas anteriores a que se produzca esta situación, el paciente puede experimentar molestias, sobre todo relacionadas con la sensibilidad dental a alimentos demasiado fríos, calientes, especiados y/o ácidos.

En algunos casos, además, puede experimentar, con el paso del tiempo, un cambio en la coloración de la pieza afectada. Los dientes que sufren necrosis tienden a oscurecerse. En este sentido, el dentista puede detectar esta afección mediante una evaluación exhaustiva de la boca.

Tratamientos para recuperar la estética y la funcionalidad de la sonrisa

Dependiendo de si la pulpa se encuentra afectada parcial o totalmente, la necrosis pulpar puede tener diversos grados. De esta manera, en función de la situación de cada paciente y de la posibilidad de rehabilitar la pieza natural del paciente, el dentista puede optar por realizar una endodoncia o, en los casos más graves, por la extracción de esta.

Mediante la endodoncia o tratamiento de conductos se extrae el tejido pulpar afectado, se limpia el interior del diente y se sella mediante una obturación. En el caso de la extracción o endodoncia, posteriormente, el paciente requerirá la colocación de un implante o prótesis dental para recuperar la estética y la funcionalidad completa de la boca.

 

Si, desde hace algún tiempo, sientes molestias en uno de tus dientes o has descubierto que se ha oscurecido, es importante que acudas a tu dentista. En Clínica Integra, podemos ayudarte. Para ello, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 980 16 76 77 / 662 63 63 68 o a través del formulario de nuestra página web.