Muchos pacientes siguen pensando que, una vez retirados los brackets o los alineadores dentales, el tratamiento de ortodoncia puede darse por finalizado. Sin embargo, esto no es así. Todo procedimiento ortodóncico cuenta con diversas fases. La última de ellas, la de retención, es, sin duda, una de las más importantes. Es importante llevar un retenedor después de finalizar la ortodoncia porque estos dispositivos, que pueden ser fijos o removibles, nos permiten estabilizar los resultados obtenidos.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Zamora, te explicamos qué son los retenedores de ortodoncia, qué tipos existen y cuánto tiempo debes llevarlos puestos.

¿Qué es un retenedor de ortodoncia? ¿De qué tipos existen?

Los retenedores son dispositivos fijos o removibles que se colocan en la boca del paciente una vez finalizada la fase activa del tratamiento de ortodoncia. De esta manera, conseguimos asentar la posición de las piezas y evitar que estas vuelvan a desplazarse. En caso de que el paciente no respete la fase de retención, los dientes tenderán a volver a su posición inicial previa al tratamiento.

En primer lugar, los retenedores fijos son unas finas barras de alambre que colocamos cementadas en la cara interna de los dientes, de canino a canino. Aunque, en un principio, los pacientes piensan que pueden interferir en el habla o provocar pequeñas heridas intraorales, no es así. Estos retenedores deben llevarse de por vida.

Por otra parte, los retenedores removibles son unas férulas transparentes y extraíbles, confeccionadas a medida de la boca del paciente. En estos casos, el tiempo que el paciente debe llevarlos varía, por lo que es importante seguir las recomendaciones del ortodoncista.

Generalmente, sin embargo, en un primer momento, lo ideal es combinar el uso de ambos para, de forma paulatina, reducir el tiempo de uso de los removibles.

 

En Clínica Integra somos expertos en tratamientos de ortodoncia, tanto con brackets como alineadores transparentes. Con ellos, ayudamos a nuestros y nuestras pacientes a corregir cualquier problema relacionado con la malposición de los dientes y la maloclusión. Los tratamientos ortodóncicos no solo mejoran la estética de la sonrisa, sino que también favorecen una higiene bucodental correcta. De esta manera, por lo tanto, prevenimos la aparición de patologías como la caries, la gingivitis y la periodontitis.

Si quieres lucir una sonrisa alineada, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 980 16 76 77 / 662 63 63 68 o a través del formulario de nuestra página web.