Padecer una caries muy avanzada o una rotura de una pieza dental no tiene que significar necesariamente la pérdida del diente si sabemos qué está sucediendo, lo detectamos a tiempo y, por tanto, aplicamos el tratamiento adecuado. La endodoncia es la práctica odontológica recomendada en estos casos.

Se trata de un tratamiento de conductos, mediante el que el dentista extrae la pulpa dental dañada del paciente, procede a la limpieza de las raíces del diente y, finalmente, al sellado de los conductos, acabando con la infección y los dolores derivados de la misma. Popularmente, este proceso es conocido como “matar el nervio”.

No obstante, desde nuestra clínica dental en Zamora, a menudo observamos que nuestros pacientes no tienen claro en qué casos deberían realizarse una endodoncia y cuáles son las primeras señales que los deberían poner en alerta. Hoy, con este artículo, nos disponemos a aclarar todas tus dudas al respecto.

Primeras señales que indican la necesidad de endodoncia en Zamora

Hipersensibilidad dental, tanto al frío como al calor o dolor en la masticación muy intenso. De manera general, estos son los primeros síntomas que parecen indicar que algo no va bien en nuestras piezas dentales y que traen a los pacientes a consulta.

Sin embargo, es importante tener presente que, a veces, las caries avanzan de manera silenciosa y que sólo se hace posible descubrir su profundidad durante las revisiones dentales Por eso los odontólogos insistimos tanto en la importancia de la regularidad de tus consultas. Pide cita con tu dentista de confianza en Zamora para una valoración personalizada del estado de salud de tu boca y no esperes a sufrir los primeros síntomas que ya indican que la infección ha comenzado.

En Clínica Dental Integra encontrarás, además, la última tecnología para la aplicación de la endodoncia: un microscopio de última generación con el que realizamos intervenciones de máxima precisión y seguridad para nuestros pacientes, localizando al detalle los conductos y consiguiendo resultados de máxima eficacia.